Beko

El Ayuntamiento de Barcelona baraja la creación de una Tasa Amazon


26 agosto, 2020

ventas Amazon Black Friday Cyber Monday

Si hace unos meses el Gobierno de España se planteaba implementar las llamadas Tasa Toby y Tasa Google. Ahora es el Ayuntamiento de Barcelona el que estudia imponer un impuesto a grandes empresas de ecommerce que obtienen beneficios en la ciudad, pero no tributan en ella. Esta iniciativa pondría énfasis en aquellas plataformas virtuales cuyos negocios tienen impacto en la ciudad condal, como es el caso de Amazon.

Antecedentes

No es la primera vez que ejecutivo de Ada Colau en Barcelona interviene en las actividades realizadas por grandes compañías en la ciudad. Sin ir más lejos el año pasado consiguió retirar los anuncios de pisos turísticos sin licencia de AriBnB. También, intentó regular la operativa de Uber y Cabify. Una batalla que acabo con la primera marchándose de la ciudad. Ahora el foco se centra en los gigantes del comercio electrónico. Empresas como Amazon que no pagan impuestos en España, como el comercio local.

Tasa Amazon

Según publica El País, desde el gobierno de Colau aseguran que la implantación de esta tasa no será sencilla jurídicamente. Añaden que la idea es gravar el uso del espacio público, ya que esta competencia es responsabilidad del Ayuntamiento. Este impuesto es una medida que vienen reclamando desde hace años las asociaciones de comerciantes. El punto de inflexión fue la aprobación de una proposición por parte de ERC, realizada aproximadamente hace un año. El texto ponía sobre la mesa la posibilidad de crear una tasa municipal que grabase a los ecommerce que operan en Barcelona.

El concejal de ERC, Jordi Castellana, defendió la propuesta asegurando que compensa los impuestos que paga el comercio tradicional. Desde su partido lo apoyaron insistiendo en la creación de esta Tasa Amazon como condición para aprobar los presupuestos de 2020. En la actualidad, se barajan distintas posibilidades, desde grabar cada entrega hasta aplicarla sobre el volumen de negocio de cada empresa en la ciudad. Asimismo, apuestan por crear nuevas bonificaciones y exenciones si estas compañías utilizan vehículos limpios para el transporte.

Una tasa a la movilidad, sostenibilidad o seguridad

Por su parte, la concejal de Hacienda, Montserrat Ballarín, defiende la potestad del ayuntamiento para aplicar tasas a la movilidad. Aunque alerta de posibles riesgos que quieren evitar, como penalizar a riders o a los envíos de comercio local. Por ello, quieren trabajar para crear un impuesto que se aplique a aquellas operadoras con sede corporativa fuera de Barcelona. Además, ha explicado que el dinero recaudado se destinará al comercio de proximidad.

La herramienta legislativa que utilizarán para llevar a cabo la implantación de la tasa Amazon sería la Ley catalana de comercio. En ella se explica que los ayuntamientos deben regular y tasar con ordenanzas la distribución de productos adquiridos a distancia o por Internet. Para ello deberán vincular el impuesto a una de sus competencias en materia de movilidad, sostenibilidad y seguridad.

¿Quién tendría que pagarla?

Entre las compañías obligadas a pagar esta tasa se encuentran las plataformas de venta online de mayor facturación en el territorio español. Así como, aquellas cuyo negocio principal sea el ecommerce. Mientras que las empresas cuya actividad principal sea la venta física, quedarían excluidas. Otro aspecto que se está estudiando es la manera de cuantificar la tasa. Un posible modelo es el que se aplica sobre las suministradoras por el uso del dominio público. En su caso, pagan un 1,5% de sus ingresos brutos.

Sonitrón

26.08.2020

daikin