PUBLICIDAD

BOSCH-JUNKERS

Las deudas obligan a Red Elite a presentar suspensión de pagos

1 agosto, 2005

Red Elite, una de las principales cadenas de distribución de electrodomésticos presentó concurso de acreedores (suspensión de pagos) el pasado viernes 29 de julio en los juzgados de Barcelona.

La compañía cuenta con 330 tiendas, 81 propias (en las que trabajan 520 empleados) y 250 franquiciadas. Según la documentación presentada, de los 70 millones de euros de deuda de Red Elite, 19 millones corresponden a 20 bancos y cajas de ahorro, y el resto, a sus proveedores.

La suspensión de pagos se produce tras tres meses de negociaciones con los bancos y las entidades de crédito para que se prolongara la financiación durante cinco años más, algo que no ha sido posible.

El concurso de acreedores persigue la continuidad de Red Elite. Así, en los próximos meses se presentará una propuesta anticipada de convenio de acreedores para superar la crisis en el menor tiempo posible.

La cadena asegura que está al día en el pago a sus trabajadores, Hacienda y la Seguridad Social, si bien reconoce que ha dejado de atender pagos a proveedores por unos siete millones de euros.

Entre las causas de la suspensión de pagos figuran las pérdidas de 14 millones de euros del último ejercicio.

Red Elite está controlada por la familia Tejedor, que posee cerca de la mitad del capital social, así como por las sociedades de capital riesgo San Bernat (27%); Catalana d@¬#Iniciatives (13,2%) e Invercartera (8,5%); además de por un centenar de pequeños accionistas.

PUBLICIDAD

daikin