PUBLICIDAD

TEKA

La viabilidad de la industria española de CDs y DVD-R vírgenes está en peligro

3 junio, 2005

Esta es la principal conclusión de un estudio realizado por Deloitte para ASIMELEC sobre el impacto en la estructura de costes de CDs y DVDs vírgenes del importe del canon por copia privada.

Dicho estudio señala que el canon ha generado en los productos de esta industria un sobrecoste que ha favorecido la expansión de una competencia fraudulenta, basada en la venta de productos sin canon y el aumento de las necesidades de financiación de aquellos agentes del sector que cumplen con la ley. Por último, el estudio revela una gran disparidad en los informes sobre hábitos de usos de estos soportes, lo que provoca diferentes concepciones sobre el daño real que estos soportes causan a los derechos de autor.

Durante 2004, las empresas que hacen frente al pago del canon pagaron una media de 0,16 euros por cada CD-R vendido, mientras que este importe medio asciende en el caso de los DVD-R a 0,6 euros. Teniendo en cuenta este importe y el análisis de la oferta actual de estos soportes, el estudio señala que en la actualidad el importe del canon supone un 40% del precio de venta al público de un CD-R y un 60%, en el caso del de los DVD-R.

Por otro lado, el importe del canon que se aplica a CDs y DVDs vírgenes es superior a sus costes de fabricación y distribución. Así, el coste de fabricación de un CD-R se situaría en torno a los 0,116 euros, mientras que el de un DVD-R sería de 0,18, un coste 3,3 inferior al importe del canon.

En este sentido, Deloitte señala que de los 360 millones de CD-R vendidos en España durante 2004, sólo el 55,8%, 203 millones de unidades, lo fueron con canon. Los 160 millones de unidades restantes se encontrarían sin control y se habrían vendido de manera fraudulenta.

Algo similar ocurre dentro del mercado de DVDs vírgenes, donde el diferencial de precios que permite el canon entre los vendedores que lo aplican y los que no, ha posibilitado que la mitad de los 70 millones de unidades vendidas lo hayan sido de forma irregular. Además, ASIMELEC prevé que para este 2005 la cifra de ventas de DVDs vírgenes alcancen los 90 millones de unidades, de los cuales las ventas en fraude supondrán el 55%.

Actualmente, las condiciones de producción y política comercial para la exportación de estos soportes en determinados países asiáticos ha generado una oferta extraordinariamente agresiva, tanto por volúmenes y disponibilidad como por precios. Esta sobreoferta y la consecuente reducción de precios que permite, está siendo aprovechada por canales de distribución fraudulentos y muy bien organizados para plantear una situación de competencia desleal, con aquellas empresas legalmente establecidas en España y sometidas al canon.

Para ASIMELEC, los datos y conclusiones de este estudio vienen a constatar la difícil situación en la que el coste de la compensación por copia privada, ha colocado al sector español de CDs y DVDs vírgenes.

PUBLICIDAD

daikin