PUBLICIDAD

BEKO

Amazon y los proveedores, una relación con luces y sombras


24 febrero, 2021

Amazon Proveedores

En 2014, el abogado granadino Enrique Agaz en colaboración con las consultoras Informa y Everis fundó Icired. Una plataforma en la que particulares y empresas comparten información sobre impagos. Entre los señalados por algunos proveedores se encuentra el gigante mundial del comercio electrónico Amazon. Uno de los primeros denunciantes fue Megasur en 2019. El mayorista de informática granadino reclama a la empresa estadounidense 482.000 euros. Una deuda que la empresa decidió judicializar por lo civil ese mismo año. Y que, posteriormente, fue admitida a trámite en un Juzgado de Instrucción de Madrid. Al respecto, Amazon se limitó a afirmar que existen discrepancias entre las partes y que no tiene nada que comentar al respecto.

Problemas con los pagos

Tanto Megasur como otros proveedores explican que, además de los impagos, Amazon retrasa injustificadamente el dar de alta las facturas en su base de datos. Cabe destacar que es tras el registro cuando empieza a contar el plazo de pago de 60 días. A los impagos se sumaban conceptos de canon digital y costes por devoluciones falsas. Algunos proveedores aseguraron a El Confidencial, que se envían de vuelta productos de terceros o se registran solicitudes de reembolso que no se llegan a reintegrar. Esta relación con los proveedores fue la que provocó la salida de Nike del marketplace en 2019.

A finales de 2020, el Juzgado de Primera Instancia número 16 de Madrid admitió a trámite la demanda de Megasur en la que reclamaban 410.392 euros. El decreto fechado a 24 de noviembre, según EuropaPress, daba 20 días a la empresa para responder a la demanda y personarse en la causa. De esta manera, la demanda de Megasur se convertía en una de las primeras contra Amazon admitidas a trámite en España.

Red de afectados

Megasur Amazon Proveedores
El precedente de Megasur ha hecho que otros afectados por la multinacional formen una red para exponer los incumplimientos contractuales de la plataforma. Otra de las empresas que han hecho pública la demanda de impagos a Amazon es Saturday Trade. Una compañía madrileña distribuidora de productos de electrónica que llegó a facturar 16 millones anuales en el marketplace. En su caso, reclaman 2,5 millones de euros en tres demandas. En diciembre de 2020, el Diario Atlántico aseguró que Megasur y Saturday Trade están organizando una  plataforma de afectados. De hecho, se hablaba de 30 proveedores que estaban a punto de denunciar.

En esta línea se encuentra la investigación de Bruselas, que acusa a Amazon de usar datos de proveedores en su beneficio. Es más, en Francia y Alemania multaron al marketplace por su trato a PYMEs. En España, ya lo han sufrido empresas como Saturday Trade. Cuyo director general acusó a Amazon de copiarle, arruinarle, no pagarle y quedarse con sus datos de proveedores en unas declaraciones a La Sexta.

Demandas

Más allá de los impagos, las acusaciones apuntan a abusos de poder y competencia desleal. En lo relativo a las cláusulas de devolución, la flexible política de Amazon deja rastro. Esto se debe a que el proveedor está obligado a reasumir la mercancía en mal estado y se le descuenta el transporte de la devolución. Además, los portes de regreso también los debe asumir. Otras acusaciones hacen referencia a cargos no acordados o impagos del canon, a pesar de que el proveedor haya abonado la cuantía. Asimismo, aseguran que, en ocasiones han enviado productos que, posteriormente Amazon asegura no haber recibido. En estos casos, tanto Megasur como Saturday Trade apuntan a que la plataforma ha vendido los productos por su cuenta.

También, se habla de apropiación de productos. Varios proveedores coinciden en un modus operandi por parte de Amazon. Tras un tiempo vendiendo un producto que nadie más vende, el marketplace se lo descataloga y, después, lo venden ellos. De hecho, el Wall Street Journal publicó el año pasado cómo Amazon cogía datos de la competencia para crear y lanzar un producto idéntico. Entre las praxis de la empresa norteamericana se encuentra puentear al proveedor para ir al productor. Concretamente, a Saturday Trade le sucedió esto con la venta de productos Verbatim.

Otras demandas hacen referencia a las protecciones de precio, que blindan a la plataforma ante la oscilación forzando los movimientos de los empresarios. Así como, multas unilaterales relacionadas con retrasos provocados por atascos de entrada a los centros logísticos, errores en el embalado o facturas externas. Además, los proveedores cuestionan la opacidad de Amazon.

La respuesta de Amazon

En un reciente contacto con TV3, defienden su modelo de negocio. A través de una respuesta escrita aseguran que el éxito de Amazon depende de sus colaboradores comerciales. Es más, inciden en que invierten muchos recursos en herramientas para dar apoyo a miles de PYMEs. Aunque, también, explican que sobre Megasur y el tema de las devoluciones no comentan procesos legales en curso.

El mismo artículo recoge el caso de la empresa catalana Debosc que, al contrario de Megasur y Saturday Trade, habla de su experiencia positiva con la plataforma. A diferencia de los dos anteriormente citados, la compañía de complementos de madera para portátiles es un seller y no un vendor. Al encontrarse en la categoría de Handmade se ahorra algunas tasas que se deben pagar. Además, valora positivamente la visibilidad que les ofrece el marketplace. Aunque asegura que, también, se han encontrado con la picaresca de las devoluciones.

Sonitrón

24.02.2021


PUBLICIDAD

Activa