PUBLICIDAD

BEKO

El sector de los residuos solicita la suspensión temporal de eSIR

17 septiembre, 2021

Plataforma telemática eSIR

Una veintena de organizaciones relacionadas con la producción y gestión de residuos solicitaron a principios de mes la suspensión temporal de eSIR. Una plataforma telemática que utilizan para trasladar sus residuos, impulsada por el Ministerio para la Transición Ecológica. Su uso es obligatorio desde el 1 de septiembre, pero no está suficientemente operativa. En sus primeras semanas de funcionamiento, alegan que muestra falta de capacidad de tramitación, continuos errores y dificultad de uso.

Problemas que imposibilitan realizar los trámites digitales que establece la legislación. Una situación que genera inseguridad jurídica e incumple los objetivos de la norma. La principal preocupación del sector es que la situación pueda traducirse en la paralización de recogidas de residuos. Situación de la que derivarían consecuencias sanitarias, medioambientales y en el empleo.

Por este motivo, las 20 organizaciones firmantes solicitan en un escrito dirigido a Hugo Morán, secretario de Estado de Medio Ambiente, retrasar la aplicación obligatoria del procedimiento electrónico. O bien, hasta el 1 de enero, o bien, hasta que se subsanen los problemas señalados. También, reclaman la necesidad de establecer un trámite alternativo, para mayor seguridad jurídica en caso de no poder realizar la tramitación electrónica.

eSIR

La meta de esta plataforma es trazar los residuos desde sus puntos de generación a los de tratamiento. Las organizaciones afectadas apoyan esta iniciativa y la promueven desde hace años, ya que consideran la digitalización como la base para lograr una economía más circular. Sin embargo, los excesivos tiempos de tramitación, el estado de actualización de la base de datos y la imposibilidad de tramitar residuos RAEE provoca que soliciten la suspensión del sistema eSIR.

La gestión de residuos se mueve al mismo ritmo que su producción. Por este motivo, si se excede su capacidad de almacenamiento por la imposibilidad de realizar el trámite electrónico, puede suponer riesgos para la salud y el entorno. Por ejemplo, en las actividades sanitarias se acumularían residuos infecciosos. También, habría dificultades de almacenamiento de los fluorescentes, pilas y RAEE por falta de espacio en los comercios. Lo mismo ocurriría en las actividades industriales, de gestión de residuos o en las instalaciones de recogida de los puntos limpios. Un escenario de paralización que podría conllevar la presentación de ERTEs en el sector.

* Para más información: www.recyclia.es

Sonitrón

17.09.2021


PUBLICIDAD

GRUNDIG