PUBLICIDAD

Sogo

Rapidez, ahorro y seguridad en las nuevas encimeras de inducción de Whirlpool

5 julio, 2005

El principio de la inducción responde a un magnetismo que se crea gracias a una bobina y un recipiente con base magnética. Este mecanismo hace que el 90% del calor vaya directamente al alimento. Whirlpool introduce esta técnica en sus nuevas encimeras que cuentan con la ventaja de la rapidez -son un 50% más veloces que una vitrocerámica convencional-; y del ahorro energético -gastan un 60% menos que una encimera de gas. Además son altamente precisas y fáciles de limpiar, ya que a los seis minutos la placa está totalmente fría.

Las encimeras de inducción de Whirlpool cuentan además con la función Booster en todos los fuegos así como con un timer de 99 minutos en cada uno de ellos, lo que permite programarlos de forma individual. Asimismo, aportan una gran seguridad que se concreta en sistemas de precaución anti-derrame, sobre-calentamiento, de control de la ventilación y del recipiente que se sitúa en la encimera.

PUBLICIDAD

daikin