PUBLICIDAD

SOGO

Philips anuncia 6.000 despidos más tras cerrar 2022 con pérdidas de 1.608 millones 31 enero, 2023

Philips eleva a 10.000 el total de despidos tras perder 1.608 millones de euros en 2022.

El fabricante holandés de aparatos electrónicos y dispositivos médicos Philips ha anunciado 6.000 despidos, que se suman al recorte de 4.000 puestos de trabajo comunicado el pasado mes de octubre y elevan la cifra hasta 10.000 trabajadores menos. La decisión se ha dado tras informar de sus resultados en 2022. En este último año, la multinacional registró pérdidas de 1.608 millones, con una caída de las ventas del 3% y una pérdida en bolsa del 70% de su valor tras la crisis de sus respiradores Respironics.

Philips ha aclarado que los 6.000 despidos serán a nivel mundial y se producirán antes de 2025, pero la mitad de ellos — unos 3.000— tendrán lugar este mismo 2023 de acuerdo con las regulaciones y procesos locales.

Con esta reducción de plantilla, la compañía confía en que «el modelo operativo simplificado haga que Philips sea más ágil y competitivo«. Asimismo, esperan lograr una estructura de costes «significativamente reducida» con una organización más eficiente y focalizada.

Con estos despidos, Philips sigue a otras grandes empresas tecnológicas, como Amazon, Google, Microsoft y al fabricante alemán de software SAP, que recortarán parte de su plantilla para reducir costes y afrontar unas peores condiciones económicas. Los responsables de la empresa lo han justificado frente a «los retos operativos y de suministro, la bajada de ventas en China y la guerra en Ucrania».

Segmento de mercado en crecimiento, pero aún no aporta suficientes beneficios

Pese a operar en «segmentos de mercado atractivos que crecen entre un 3% y un 6% anual«, la multinacional ha indicado que no están «capitalizando todo el potencial de estas sólidas posiciones de mercado, ya que enfrenta una serie de desafíos operativos importantes, como se refleja en su actividad en 2022″.

Por ello, la empresa se fija en tres prioridades para mejorar su rendimiento e impulsar una creación de valor progresiva. Estos aspectos clave serán la seguridad del paciente y su calidad, la fiabilidad de su cadena de suministro y este modelo operativo simplificado y más ágil. Roy Jakobs, CEO de Philips desde octubre de 2022, ha afirmado que confía en que «estas accciones integrales pondrán a Philips en un camino progresivo hacia una creación de valor».

«2022 ha sido un año muy difícil para Philips y nuestros grupos de interés y estamos tomando medidas firmes para mejorar nuestra ejecución y aumentar urgentemente nuestro desarrollo«, ha admitido Jakobs.

Caída en picado por culpa de sus Respironics

En verano de 2021 la empresa tuvo que retirar del mercado varios dispositivos de respiración para tratar la apnea del sueño y algunos ventiladores de su gama Respironics. Después de ver que la espuma amortiguadora de sonido de estos aparatos podía degradarse y el usuario la podía inhalar en forma de partículas, se generaron preocupaciones por si podía resultar cancerígeno. Al final se vio que el problema era mucho menos nocivo, pero sus acciones ya habían caído más de un 50% en bolsa.

La empresa aún recibe muchas críticas por el lento proceso de retirada y su falta de comunicación con los clientes afectados, mientras que la salida del mercado de estos productos le costó varios millones de euros en pérdidas.

Recordemos que Philips lleva años apostando por los despositivos médicos y desinvirtiendo en sus tradicionales productos de electrónica de consumo y PAE, donde sólo mantiene ya la categoría de cuidado personal.

*Para más información: www.philips.com/global

Sonitrón

31.01.2023

PUBLICIDAD

ACTIVA