Nuevo procesador Intel Xeon D-2100


8 febrero, 2018

Intel ha presentado el nuevo procesador Intel Xeon D-2100, una unidad de tipo sistema sobre chip diseñada para ocuparse de las necesidades de las aplicaciones en el extremo de la red y de otras actividades en redes y centros de datos.

08.02.2018 Intel ha presentado el nuevo procesador Intel Xeon D-2100, un procesador de tipo sistema sobre chip (SoC) diseñado para ocuparse de las necesidades de aplicaciones en el extremo de la red y de otras aplicaciones en centro de datos o redes con restricciones de espacio y consumo.


El procesador Intel Xeon D-2100 amplía el rendimiento y las innovaciones de la plataforma de procesadores escalables Intel Xeon desde el centro del centro de datos al extremo de la red y a la capa de la web, en donde los operadores de red y los suministradores de servicios deben hacer frente a la necesidad para incrementar constantemente el rendimiento y la capacidad de los sistemas, sin aumentar con ello el consumo de energía.

Intel Xeon D-2100

Para aprovechar las oportunidades que nos ofrecen la tecnología 5G y las nuevas nubes y redes, los suministradores de servicios necesitan optimizar sus infraestructuras de centros de datos y de los extremos de la red para satisfacer las demandas cada vez mayores de los usuarios finales que requieren una cantidad mayor de ancho de banda y de dispositivos conectados e inteligentes, afirmó Sandra Rivera, vicepresidenta primera y directora general del Network Platforms Group en Intel. El procesador Intel Xeon D-2100 permite a los suministradores de servicios ofrecer a las empresas la máxima cantidad de inteligencia informática en el extremo de la red o en la web, logrando estos objetivos con un menor consumo.

Los procesadores Intel Xeon D-2100 van a proporcionar un mayor rendimiento y una seguridad mejorada por hardware en el extremo de la red, para ofrecer soporte al incremento de cargas de trabajo que exigen una mayor capacidad informática y mejora en analíticas y protección de datos en un punto más cerca de los terminales.

Servicios de redes de mayor capacidad

Por ejemplo, los nuevos procesadores van a ayudar a los CoSP a ofrecer informática multi acceso en el extremo de la red (multi-access edge computing, MEC), para permitir a las aplicaciones de software aprovechar el contenido a nivel local y la información en tiempo real sobre las condiciones de la red de acceso local, reduciendo así la congestión en la red principal móvil. Asimismo, se van a facilitar casos de uso que incluyen desde los vehículos conectados a redes 5G a los estadios inteligentes y las soluciones para establecimientos comerciales y usos médicos.

Los nuevos procesadores también permiten a los suministradores de servicios de comunicaciones (CoSP) proporcionar unos servicios de redes de más alta capacidad optimizados para las cargas de trabajo, con un incremento de rendimiento y un menor consumo en equipos virtuales en las oficinas del cliente (vCPE), como los VPN y los servicios de cifrado.

Los procesadores Intel Xeon D-2100 incluyen hasta 18 núcleos de procesador Intel Xeon basados en la microarquitectura Skylake y tecnología Intel QuickAssist integrada, con hasta 100 Gbps de aceleración de criptografía, decodificación y codificación incorporada. Además de estas mejoras para la protección de los datos, este producto contará con el soporte de las actualizaciones del software del sistema, para proteger a los clientes contra las vulnerabilidades de seguridad Spectre y Meltdown.

Almacenamiento, CDN y redes empresariales

Además de sus potentes capacidades para utilizarlo en redes de suministradores de servicios de comunicaciones el procesador Intel Xeon D-2100 s también muy apropiado para otros casos de uso en donde existen restricciones de consumo y espacio, entre los que podemos descartar:

Almacenamiento: El procesador Intel Xeon D-2100 es una opción para cargas de trabajo ligeras, en hiperescala y optimizadas para la densidad en la nube, como pueden ser los servicios de web dinámicos, el caching de memoria, el alojamiento dedicado y el almacenamiento de datos a los que se accede con poca frecuencia.

Redes de suministro de contenidos (CDN): Los procesadores pueden proporcionar un más alto rendimiento al suministro de contenido en el extremo de la red, una capacidad esencial para mantener baja la latencia a la hora de transmitir contenidos a los espectadores y a las personas que trabajan en los medios de comunicación con archivos de gran tamaño.

Redes empresariales: Estos procesadores también se recomiendan para el almacenamiento empresarial en SAN y NAS, en routers de gama media, en dispositivos de red, dispositivos de seguridad, estaciones base inalámbricas y para usos embebidos de gama media en IoT (entre otros).

Los usuarios del nuevo procesador Intel Xeon D-2100 se beneficiarán del alcance de la oferta de la compañía de productos de hardware y software optimizados para cargas de trabajo, así como de un amplio ecosistema.

*Para más información: www.intel.com