Los comercios refuerzan el retail design para mantener la presencialidad en tiendas 25 noviembre, 2022

Los comercios apuestan por reforzar el retail design. 

Las tiendas físicas apuestan por reforzar e impulsar el retail design de sus establecimientos en la lucha para que el ecommerce no absorba todo el mercado. Y es que acontecimientos recientes, como el desarrollo de nuevas tecnologías o la pandemia de 2020, han conllevado significativos cambios en aquellos segmentos donde es posible adquirir los productos tanto en tienda física como vía online. De hecho, los últimos estudios ya confirman la consolidación del ecommerce, ya que cerca del 80% de la población ya realiza alguna compra online, según el Ministerio de Asuntos Económicos y Transformación Digital. Además, The Consumer Reset apunta que, en 2020, los datos llegaron a situar la compra presencial por debajo del 50%.

En este sentido, el retail design, que hace referencia al diseño de interiores de las tiendas, pretende mejorar la experiencia de los consumidores en las tiendas brindando una interacción cliente/marca que las diferencie del comercio online. Así, gracias al trato personal y a un entorno acogedor y atractivo, las firmas esperan mantener viva la presencialidad de los clientes. Dos factores que, para el 47% de los consumidores que no compran online son el motivo principal para seguir acudiendo a las tiendas.

¿Qué debes saber sobre el retail design?

«El retail design es un mecanismo para ampliar la interacción con la marca, sacando mejor provecho de lo que lo físico y lo digital pueden ofrecer. Además, siempre acaba generando todas aquellas sensaciones que por medio de la pantalla no se pueden percibir», explica Pedro Coelho, jefe del Área de Diseño de Interiores de LCI Barcelona.

Así pues, este sector del diseño de interiores se basa en conjugar diferentes aspectos entre sí. Desde la arquitectura hasta la publicidad. Y es que ahora sí importa el color de una pared, la forma de una estantería o la vinculación de esta serie de detalles con el producto que se vende. De este modo, con el retail design se crea un ambiente que busca nuevas formas de vincular el cliente con los valores de la marca y sus productos.

«Ya no solo se tiene en cuenta la distribución de la sala donde se encuentra la tienda, sino todos los detalles que la componen. Desde los escaparates hasta el color del suelo, de las paredes, del mobiliario empleado… El retail design estudia cómo unir todas estas decisiones habituales en el diseño, pero para crear una relación entre la tienda y el consumidor«, detalla Coelho. «El objetivo final va más allá que efectuar una transacción entre dinero y producto, es conseguir una vinculación emocional entre el cliente y los valores o ‘universo’ de la marca», añade.

Todo ello con la firme intención de que la marca en cuestión logre establecer un contacto especial y diferente con el consumidor que lo que convenza de desplazarse hasta la tienda para adquirir aquello que desea comprar.

De camino hacia un entorno phygital

El retail se dirige hacia una tendencia en la que, cada vez más, las tiendas con plataforma física y online dominan el sector. Es lo que se conoce como una estrategia omnicanal, en la que las tiendas usan todos sus canales disponibles: redes sociales, web y establecimientos físicos. Todo con el claro objetivo de crear una experiencia integrada en un único canal.

Para muchos comercios, esto ha acabado desembocando en un entorno phygital, en el que usuarios y clientes atraviesan un proceso de compra mediante lo físico y digital diferente al tradicional. Ejemplo de ello, son los probadores digitales, una práctica cada vez más extendida en España.

*Para más información: lcibarcelona.com

Sonitrón

25.11.2022