La iluminación LED, ideal para la cocina según Teka


21 mayo, 2019

Teka apuesta por la iluminación LED en la cocina. Según la compañía, cuyos frigoríficos, hornos y campanas cuentan con este tipo de iluminación, su calidez, bajo consumo, y larga durabilidad la hacen idónea para esta estancia.

21.05.2019 Según Teka, la combinación perfecta para la cocina, ese espacio tan importante en la vida actual, es la luz natural junto con la artificial de las bombillas LED. Este tipo de iluminación es ideal para emblanquecer y dar sensación de amplitud al espacio. Además, ayuda a mejorar la tonalidad original de los alimentos cuando se cocina. En general, la luz LED hace de la cocina un lugar más acogedor.

Este tipo de iluminación también se puede encontrar en los electrodomésticos de Teka como frigoríficoshornos y campanas. En los dos primeros la luz LED nayuda a ver bien su interior, tanto los alimentos como las recetas que se están cocinando. Y en el caso la campana sirve como una fuente de iluminación durante el cocinado sin necesidad de utilizar una luz general en la cocina.

Otra de las ventajas que presenta la iluminación LED es su fácil instalación en cualquier punto de la cocina, dando así a los diferentes espacios una sensación más acogedora y cálida. Las tiras adhesivas de LED es una de las mejores opciones por su fácil instalación tanto en cajones como zócalos o zonas altas de la cocina. El efecto decorativo es muy elegante y otorga un toque de distinción y originalidad.

Pero las principales ventajas de la iluminación LED son las siguientes:

    • La iluminación LED consume mucho menos que la convencional. Los electrodomésticos que incorporan iluminación LED son más responsables con el medio ambiente y ayudan a ahorrar energía.
    • Las bombillas LED duran hasta cinco veces más que una bombilla de bajo consumo y hasta 25 veces más que una bombilla convencional. A las luces LED no les afecta la conmutación, es decir, da igual el número de apagados y encendidos realizados. Esta acción no supondrá un mayor consumo ni hará que se deteriore.
    • La iluminación LED es una iluminación fría y, a diferencia de las bombillas convencionales, no generan calor dentro del frigorífico. Esto favorece la conservación de los alimentos y ahorra energía.
    • A la hora de cocinar, encender las luces LED de la campana permite cocinar con mayor precisión y de una manera más eficiente con el triple de brillo. Además, aportan sensación de calidez mientras se cocina, sin ruidos ni parpadeos.
    • La iluminación LED en el interior de los hornos permite una mejor visualización de la cavidad, evitando tener que abrir el horno una vez está encendido. Así se ahorra energía, ya que al no tener que abrir la puerta no se pierde temperatura durante el cocinado.

*Para más información: www.teka.com

Útimo número de la revista