PUBLICIDAD

TEKA

La ampliación de la UE amenaza con la deslocalización del 15% de la industria española

18 mayo, 2005

Según un artículo publicado por la Fundación de las Cajas de Ahorros (Funcas) en el último número de la revista Papeles de Economía Española, tras la ampliación de la Unión Europea, el fenómeno de la deslocalización amenaza al 15% del empleo industrial español.

En este artículo, los economistas Lluis Torrens y Jordi Gual concluyen que los sectores de material de transporte, equipos eléctricos y electrónicos, caucho y materias plásticas presentan un riesgo de fuga de empresas sustancialmente mayor que los demás, especialmente el de material de transporte.

El profesor Javier Velázquez, coordinador de este número de la revista, ha explicado que el riesgo de la deslocalización hacia los países del Este obedece al interés por reducir costes, en especial costes laborales, y ha señalado que la preocupación parece fundamentada, dadas las amplias diferencias existentes en los costes salariales medios entre España y muchos de los nuevos socios europeos, con una relación de tres a uno.

Así, los sectores con baja productividad relativa, como el textil, presentan un riesgo bajo de deslocalización hacia la Europa ampliada, mientras que los mayores riesgos se concentran en sectores de productividad media, donde verdaderamente se produce competencia con los países del Este, dados los avances de productividad que están teniendo.

Para evitar que este riesgo se materialice, Velázquez indicó que es preciso que España modifique su estructura productiva y que modernice su economía,
con una mayor inversión en nuevas tecnologías y en I+D que hagan de España un país más competitivo, y pueda así ganar cuota de mercado por la vía de la
calidad del producto, dado que en salarios es menos competitiva que los países del Este.

En cuanto al proceso de relocalización de los flujos de inversión extranjera directa, el análisis realizado por el profesor Jaime Turrión aprecia que la UE-25 tiene claramente cinco ganadores: Alemania, Polonia, Austria, Suecia y Finlandia; mientras que España, Portugal y Grecia, e incluso otros países del Sureste de Europa (Italia, Francia y el Reino
Unido) aún apenas han despertado.

Por regiones, Aragón, Castilla y León, Cataluña, Comunidad Valenciana y Navarra serán las regiones que más noten las consecuencias positivas de una
intensificación en las relaciones comerciales con la UE-25, ya que exportan bastante hacia Turquía, República Checa, Eslovaquia, Hungría o Polonia.

Finalmente, el profesor José Marín analiza la propuesta de las nuevas perspectivas financieras de la Comisión Europea para el periodo 2007-2013, y afirma que el coste de la ampliación no se distribuirá equitativamente entre los estados miembros de la UE, sino que los países con menor desarrollo económico serán los que en mayor medida se verán perjudicados.

Así, señala que España, junto con Portugal e Italia, serán los grandes perjudicados de la ampliación debido a la pérdida de fondos que sufrirán.

PUBLICIDAD

daikin