Gigaset GX290, un smartphone resistente a condiciones extremas


16 octubre, 2019

nuevo smartphone rugerizado de Gigaset GX290

16.10.2019 Gigaset ha lanzado el smartphone GX290, el primer teléfono móvil diseñado para condiciones extremas de trabajo y actividades al aire libre. Gracias a su carcasa robusta y la pantalla de 6,1 pulgadas con Gorilla Glass, este dispositivo es capaz de soportar cualquier impacto. El GX290 incorpora tecnología NFC, una batería de 6.200 mAh habilitada con carga inalámbrica, certificación IP68, doble cámara, procesador OctaCore, reconocimiento facial y sensor de huella digital.

El nuevo smartphone de Gigaset es el primer modelo rugerizado. El significado de esta palabra es que está fabricado como robusto. Según el Director General de Gigaset Communications Iberia, Felipe Martín, han tomado este término al pie de la letra.

El directivo ha afirmado que con el modelo GX290 querían crear un teléfono inteligente que fuera lo más resistente posible ante cualquier condición adversa a un precio competitivo. Por este motivo, la carcasa de TPU de dos componentes moldeada por inyección está reforzada adicionalmente por un firme marco de metal. Además, la pantalla del terminal está protegida con el resistente Corning Gorilla Glass 3.

Características del Gigaset GX290

El GX290 gracias a su certificado IP68, está fabricado a prueba de agua y polvo. Con un peso de 279 gramos, está preparado para sumergirse en una piscina o impactar contra una superficie dura sin romperse.

El terminal equipa una pantalla de 6,1 pulgadas en HD+, con una muesca en forma de V. Esta superficie táctil posee una resolución de 1.560 x 720 píxeles, una luminosidad de 580 cd/m2 y un contraste 1.000:1. De esta manera, el nuevo producto de Gigaset asegura la legibilidad incluso a la luz del sol.

En cuanto al sistema operativo, el GX290 incorpora Android 9.0 Pie. También, equipa el procesador MediaTek Helio P23 octa-core MT6763 con una frecuencia de reloj de 2.0GHz, habilitado con 4G LTE Cats y que admite VoLTE y VoWIFI.

El nuevo producto de Gigaset cuenta con comunicación de campo cercano NFC y geolocalización mediante A-GPS y Glonass. Este último es un sistema de navegación global por satélite desarrollado por la Federación Rusa y considerado el equivalente al GPS de los Estados Unidos.

En cuanto a seguridad, este smartphone se puede desbloquear mediante reconocimiento facial o sensor de huellas dactilares. Además de a la identificación, otra de las funciones del sensor táctil trasero es permitir al usuario desplazarse por las páginas de la pantalla con una sola mano.

Una batería de larga duración

Un teléfono móvil de estas características debe proporcionar una batería potente capaz de trabajar durante todo el día. La del GX290 es de polímero de litio con capacidad de 6.200 mAh ofreciendo un tiempo de espera de 550 horas. En tiempo de conversación la duración de la carga se traduce en 24 horas en la red 3G/4G.

Este dispositivo equipa un USB tipo C y la tecnología PE+ para cargar el teléfono de manera inalámbrica. Sin cables, el terminal permite una carga rápida de hasta 15 vatios de potencia y ofrece un tiempo de carga estimado de 3 horas. Además, con la función USB On-The-Go el smartphone se puede convertir en una powerbank para cargar dispositivos externos al conectarlos con un cable USB.

Doble cámara con sensor Sony

Para el GX290, Gigaset ha equipado una doble cámara principal con un sensor Sony de 13 MP, soportado por un sensor de 2 MP. Ambas cámaras se unen para ofrecer el efecto desenfoque o bokeh. En cuanto al software de la cámara, este terminal incorpora la tecnología ArcSoft que permite optimizar los resultados de la cámara y proporciona las funciones HDR, ultra HD y modo nocturno.

El Gigaset GX290 en color gris titanio con líneas diseñadas en naranja está disponible a un precio recomendado de 299 euros.

* Para más información: www.gigaset.com

Sonitrón