PUBLICIDAD

BOSCH-JUNKERS

Estudio de Worten y GFK sobre el uso de aire acondicionado en España

22 junio, 2017

Según un estudio de Worten y GfK sobre equipos de aire acondicionado en nuestro país, el 70% de los ciudadanos españoles tiene uno de estos aparatos en su casa.

22.06.2017 En unas semanas en la que las ventas de aparatos de aire acondicionado se han duplicado respecto a las mismas fechas del año pasado, y coincidiendo con la inauguración oficial del verano de 2017, Worten publica los datos de su último estudio realizado con la consultora GfK sobre hábitos de los españoles de cara al calor.

aire acondicionado en verano

Según el estudio, en España, un 70% de los hogares cuenta con un sistema de aire acondicionado, bien fijo o portátil, y dependiendo del hogar lo tienen instalado en una o más habitaciones de la casa. El salón es la estancia donde más hogares cuentan con un sistema de aire acondicionado, en un 86%, seguido del dormitorio principal (53%) y el resto de dormitorios (26,9%). Sólo un 2,1% de los españoles cuentan con un sistema de aire acondicionado instalado en toda la casa o por conductos.

El principal factor por el que 1 de cada 2 españoles no tiene o adquiere un sistema de aire acondicionado es el consumo eléctrico, seguido del precio y las molestias que supone la obra de instalación.

 

Otra conclusión del estudio es que, cuando llega el calor, 3 de cada 4 españoles ponen en marcha sus sistemas de aire acondicionado para refrescarse. En las noches calurosas, sólo uno de cada 3 enciende el aire acondicionado, ya que la mayoría (un 65,2%), prefiere abrir las ventanas y dejar que el aire corra por la casa.

Ante la desesperación, muchos españoles recurren a soluciones alternativas que les ayuden a bajar unos grados la temperatura de su cuerpo, y entre ellas destaca que casi 1 de cada 10 españoles se ducha varias veces durante la noche y se tumba en el suelo en busca de frío. En los últimos años la temperatura se ha incrementado de forma significativa.

El verano de 2016, según datos de AEMET, tuvo una media de 24,2 grados centígrados entre el 1 de junio y el 31 de agosto. Esto supuso un aumento de 1,2 grados de media por encima de lo habitual en los últimos 50 años. Por otro lado, el pasado verano se redujeron las precipitaciones en un 49%, circunstancia que lo convirtió en uno de los veranos más cálidos desde 1965. El año pasado en estas fechas teníamos una media en España de 6 grados menos, y los estudios sobre los cambios climáticos nos indican que tendremos veranos cada vez más largos, en los que el calor llegará cada vez más pronto, afirma Gonçalo Carvalho, Director de la Unidad de Negocio de Gran Electrodoméstico de Worten España.

El calor supone un tema de discusión en muchos hogares, ya que no todos necesitamos o requerimos la misma temperatura para estar confortables. Según el estudio realizado por Worten y GfK, en el 45% de los hogares se producen discusiones relacionadas con el aire acondicionado. Esta situación deriva en muchos casos por la temperatura a la que se pone (53,8% de los casos), por el impacto en la factura de la luz (36,7%) y por la dirección del aire (24,9%).

Según el estudio, casi el 72% de los hombres declara que son ellos los que manejan el funcionamiento y la temperatura de su aparato de aire acondicionado, mientras el 61% de las mujeres declaraban ser ellas las que lo monitorizan. Curiosamente, la temperatura ideal del aire acondicionado, tanto para hombres como para mujeres, se sitúa en los 22,5 grados.

Consejos para ahorrar en la factura de la luz
Con el objetivo de ayudar a aquellas personas que cuentan con un equipo de aire acondicionado en el hogar, o tiene pensado adquirirlo, Worten ha elaborado, con la ayuda de la Asociación de Consumidores de Energía ANAE, un listado de recomendaciones básicas que van a permitir reducir de forma considerable la factura de electricidad.

Entre los consejos figura elegir aparatos eficientes (un equipo A+++, supone un ahorro de hasta un 40%); no instalarlos en zonas en las que dé el sol directo; repasar el aislamiento de las ventanas para que no se produzcan fugas; echar cortinas y persianas cuando toca el sol; elegir una temperatura en torno a los 26º (ya que cada grado que se baja el aire aumenta el consumo un 8%); usar el modo Eco de los aparatos; ventilar la casa; realizar el mantenimiento del equipo para que funcione en las mejores condiciones; programar el aire para evitar el modo turbo;usar ropa fresca; evitar el uso durante la noche y no usar electrodomésticos que consumen calor como hornos o planchas.

*Para más información: www.worten.es

PUBLICIDAD

Activa