PUBLICIDAD

Sogo

El sector de la belleza en alerta por la escasez de microchips

15 noviembre, 2021

microchips

La escasez de microchips también afecta al sector de la belleza

Foreo, la empresa sueca de tecnobelleza, explora las causas de la crisis mundial de los chips e incide en el efecto de esta sobre el sector de la belleza.

Los expertos indican que la actual escasez de microchips y la crisis en la cadena de suministro son dos elementos que presionan e inciden de pleno en la industria tecnológica. De hecho, la incertidumbre del presente contexto ya está afectando a la temporada de regalos. Asimismo, se prevé que se extenderá hasta el cuarto trimestre de 2022.

Actual contexto de la industria de los chips

Es importante tener presente que la industria de los chips ya se veía sometida a una fuerte presión antes de la pandemia. Esto se debe, principalmente, al aumento de la demanda impulsada por el 5G. No obstante, el coronavirus y su consecuente confinamiento han acelerado la transformación digital. Esto ha supuesto la imposición de una gran presión sobre la industria tecnológica, que lucha para seguir el ritmo de los pedidos acumulados. Mientras tanto, las grandes corporaciones se encuentran sujetas a los proveedores de chips.

Sin embargo, es relevante exponer otras circunstancias que han motivado la actual crisis y han expuesto a la industria tecnológica a una escasez global de suministros. A principios de este año, uno de los principales proveedores de Japón sufrió un incendio. Asimismo, una helada invernal cerró el proveedor de Intel en Texas. Finalmente, y para más inri, un proveedor clave de Taiwán tuvo que interrumpir su actividad debido a la sequía. Todas estas situaciones sumadas a la disruptiva pandemia han generado un panorama incierto y convulso.

A su vez, existen otros retos como la escasez de mano de obra o el alto coste del sistema de distribución. De hecho, las investigaciones manifiestan que el 80% de los fabricantes de chips tienen dificultades para encontrar trabajadores cualificados y para pagar el coste de los envíos. Un claro ejemplo es el hecho de que el coste de envío de un contenedor de Asia a Europa se ha multiplicado por diez. Sin ir más lejos, en agosto de este año los precios de exportación/importación alcanzaron máximos históricos.

Ante esta situación, Estados Unidos, que cuenta con el 12% mundial de las fábricas de chips, ha reconocido la importancia estratégica de los semiconductores en la economía. Por ello, el Senado ha aprobado la ley «The CHIPS for America Act», que ahora está pendiente de su aprobación  en la Cámara de los Representantes. Dicha ley busca garantizar, con 52 billones de dólares, la financiación de la industria de los chips durante 5 años.

¿Cómo afecta la escasez de chips al sector de la belleza?

Los chips, también llamados semiconductores, son capaces de albergar miles de millones de transistores. Su funcionamiento es equivalente al del cerebro humano, pero en este caso, de la electrónica.

A menudo se considera que los chips solamente son útiles para ordenadores, tabletas y teléfonos inteligentes. Nada más lejos de la realidad. Estos pequeños productos alimentan la mayoría de nuestros aparatos electrónicos. Desde lavadoras hasta coches. Por este motivo, con la escasez de estas piezas vitales muchas empresas tienen productos inacabados en la cadena de fabricación. Todo esto, está empujando a la economía mundial al limite.

«En medio de la Covid-19, vimos que los consumidores se inclinaban fuertemente hacia el bienestar y el mindfulness, categorías tradicionalmente dominadas por Foreo. Esto provocó un aumento vertiginoso de la demanda de nuestros productos», explica Boris Trupcevic, director general de Foreo.

Además, confiesa sus mayores temores: «Operamos en el ámbito de la innovación y la tecnología inteligente, así que, por supuesto, nos afecta mucho la escasez de microchips. Estábamos luchando por mantener el ritmo de la creciente demanda, sin embargo, con la temporada de regalos por delante, existe la posibilidad racional de que Foreo se quede sin chips para las fiestas.».

El director general de Foreo también declara que: «La industria tecnológica está en un punto de ruptura y la tecnobelleza no es una excepción. Aunque es un reto, no lo vemos necesariamente como algo negativo, sino como un paso natural en la evolución tecnológica. Estamos en medio de un boom tecnológico y como el mundo está pasando por una acelerada transformación digital, los microchip se están convirtiendo en el petróleo del siglo XXI«. Finalmente, Trupcevic asegura que «en Foreo estamos haciendo todo lo posible para asegurar todos los componentes de nuestros productos de alta tecnología de vanguardia. Sin embargo, con la presión añadida de la temporada de regalos, el destino de la Navidad sigue siendo incierto para muchos consumidores y la mayoría de los fabricantes«, concluye Trupcevic.

*Para más información: foreo.com/es

Sonitrón

15.11.2021


PUBLICIDAD

Activa