PUBLICIDAD

TEKA

El consumo sigue frenado este verano, según datos de GfK

27 septiembre, 2023

consumo verano GfK

El Euro Clima de Consumo de GfK de verano ha cerrado con datos negativos, después de un mes de julio con leve mejoría en los indicadores. Sin embargo, agosto ha cerrado con malas sensaciones y deja un balance negativo, con una caída en expectativas económicas de la población y en la previsión de ingresos de los hogares. En toda Europa se ha observado un retroceso, por lo que el consumo sigue estancado en toda la Unión Europea.

A pesar de todo, España sigue mejorando

Pese a todo, los datos de España dan margen a un cierto optimismo, según los analistas de GfK. El mes de junio auguró una mejoría del indicador de expectativas económicas, tras meses de fluctuaciones y anotando la mayor subida del último semestre. Tras ello, los datos de julio colocaban el indicador por primera vez desde hacía mucho tiempo con 6 puntos positivos, pero la incertidumbre ha vuelto entre la población en agosto. Sin embargo, es la mejor cifra desde hace más de 10 meses, sin contar la de julio.

Asimismo, España se encuentra por encima de la media de la UE, situada en -10 puntos, y ocupa la cuarta posición entre los 19 países analizados. En toda Europa, sólo dos países muestran valores positivos: Dinamarca, con 3 puntos, y Grecia, con 1 punto. Las grandes economías muestran valores pesimistas al cierre de agosto: Alemania cuenta -6 puntos, Italia tiene -8 puntos, Francia se queda en los -11 y Reino Unido baja hasta los -19.

Expectativas de ingresos

Las dudas sobre la situación macroeconómica del país también influyen en las expectativas de ingresos de los hogares españoles. De hecho, ambos indicadores han mostrado un comportamiento similar a lo largo del verano. El índice de previsiones de ingresos cerró con 6 puntos en julio, mientras que en agosto ha retrocedido hasta los -11.

Aún así, es el segundo mejor registro en lo que llevamos de año, y de nuevo por encima de la media europea. Reino Unido cuenta esta vez con -6 puntos, Alemania -12, Italia tiene -16 y Francia el peor dato, con -23.

Expectativas de ingresos en Europa en agosto de 2023. Fuente: GfK.

«Una mejora del índice de expectativas de ingresos de los hogares es el paso previo y necesario para la reactivación del consumo. Incluso puede llegar a estimar el comportamiento de las ventas a corto plazo. A pesar de la mejoría registrada en el primer semestre del año, los resultados de agosto no permiten afirmar que el ritmo de consumo de las familias vuelva al que había hace unos meses. Parten de expectativas extremadamente negativas y ahora están sólo normalizando la situación», ha comentado el equipo del estudio de GfK.

La intención de compra mejora lentamente

Así pues, la incertidumbre respecto a la marcha de la economía impacta directamente en el modo de consumo de las familias, como se puede ver. El indicador que mide la disposición a comprar va mejorando ligeramente en España, pero se mantiene en valores negativos, cosa que aleja una reactivación factible. Agosto ha cerrado con -26 puntos.

Al contrario que los anteriores indicadores, de expectativas económicas e ingresos, que han mostrado una fluctuación a lo largo del verano, la previsión de gasto sigue una tendencia hacia la mejoría, aunque lenta, con una variación de 3 puntos desde junio.

Entre los 29 países analizados, sólo hay tres con valores positivos: Hungría, con 18 puntos, Serbia, con 7 puntos, y Bulgaria, con 6. Alemania e Italia siguen contenidos, con -17 y -18 puntos respectivamente, mientras que Reino Unido y Francia se muestran muy poco predispuestos a hacer grandes desembolsos, con -34 y -46 puntos cada uno.

Desde GfK, han detallado que «de entre todos los indicadores analizados en este estudio, el de disposición a comprar es quizás el que tiene más impacto entre las empresas. Al final, su estabilidad y planes de crecimiento dependen de las ventas a la población, a la vez que confirma el nivel de éxito de las políticas públicas monetarias en marcha».

Vuelta al desánimo en Europa

Las expectativas económicas de los europeos muestran un panorama de dudas mayoritarias y persistentes. Sin embargo, analizando el comportamiento de este indicador en los últimos diez meses, podemos ver que todos ellos dibujan una línea ascendente que indica una recuperación, aunque sea de perspectivas lentas, con excepción de Turquía. La media de la UE en estos últimos diez meses ha mejorado un total de 20 puntos, con un comportamiento igualmente positivo por las principales economías.

En cuanto a las expectativas de ingresos, las variaciones más importantes se vieron en Lituania, Bélgica y República Checa, países cuya población considera que sus ingresos mejorarán a corto plazo. Sin embargo, ninguna de las principales economías tiene esta sensación. Finalmente, el indicador de disposición a comprar muestra que, en líneas generales, la población no tiene intención de realizar grandes compras a corto plazo.

El equipo encargado de este estudio de GfK en España ha puntualizado que «si bien la propensión al gasto muestra todavía una cierta gravedad, este verano mantiene una tendencia de recuperación paulatina del consumo. Sin embargo, no parece lo suficientemente potente como para augurar una reactivación del consumo en el último trimestre del año, momento clave para el cierre de las empresas».

*Para más información: gfk.com/es/

Sonitrón

27.09.2023