GRUNDIG

La Comisión Europea estima que hasta un 25% del etiquetado energético incumple el reglamento


21 febrero, 2020

etiquetado energético

En el primer informe especial del año, el Tribunal de Cuentas de la Unión Europea ha destacado el papel de las etiquetas energéticas en la eficiencia. Asimismo, en Medidas de la UE en el diseño ecológico y el etiquetado energético se afirma que este desarrollo sostenible se ve frenado por retrasos significativos en la tramitación de la normativa y el incumplimiento de las normas. Por su parte, la Comisión Europea estima que entre un 11 y un 25% del etiquetado energético no se ajusta al Derecho de la Unión Europea.

El mismo informe habla sobre las inspecciones realizadas por auditores del Tribunal de Cuentas a través de proyectos financiados por la UE. Los resultados de esas investigaciones en el sector de los electrodomésticos concluyen que el 57% de los productos vendidos a través de internet no se etiquetan adecuadamente o no cuentan con ningún tipo de etiqueta energética. Por su parte, los puntos de venta físicos mostraban unos resultados diferentes. En estos casos, el porcentaje de productos sin etiqueta es de un 18% y el de productos en los que la clasificación no se mostraba adecuadamente era del 14%.

También, el organismo advierte que estos porcentajes no son extrapolables, ya que se han realizado sobre una muestra concreta. Esto se debe a que se han analizado, en su mayoría, aquellos productos más susceptibles de incumplir la legislación. Aunque la investigación sí que es válida para admitir que el incumplimiento de la ley es un problema significativo.

Las pruebas realizadas para este informe

La Comisión Europea se centró para la investigación en tres tipos de producto: lavadoras, refrigeradores y luces LED. En los resultados se puede apreciar que en cada segmento, en mayor o menor medida se cometen errores, tanto en la documentación como en la clasificación. Las lavadoras mostraron errores en la documentación en un 70% de los productos. Por su parte, los aparatos de refrigeración presentaban errores en un 20% de los productos por la clase energética asignada y en un 37% por errores en las especificaciones. Finalmente, las luces LED, tenían una clasificación errónea en el 10% de los casos y fallos o falta de documentación en el 30%.

* Para más información: Medidas de la UE en el diseño ecológico y el etiquetado energético

Sonitrón

21.02.2020

BEKO