PUBLICIDAD

TEKA

BenQ se convierte en el cuarto fabricante de teléfonos móviles

8 junio, 2005

Los malos resultados del negocio de telefonía móvil del gigante aleman están detrás de la operación, no en vano, durante el pasado ejercicio, las pérdidas ascendieron a 500 millones de euros.

Tras un intento fallido de venta a Motorola, finalmente ha sido la taiwanesa BenQ la que se ha llevado el gato al agua.

Con la adquisición, el mayor fabricante de teléfonos móviles de Taiwán se ha asegurado los derechos de la marca Siemens durante cinco años.

Para Siemens la venta, que todavía debe ser aprobada por las autoridades de competencia y el consejo de vigilancia de BenQ, supondrá un lastre en la cuenta de resultados de 350 millones de euros (430 millones de dólares) antes de impuestos al final de su año fiscal.

Además, Siemens adquirirá nuevas acciones de BenQ por valor de 50 millones de euros (61,5 millones de dólares), lo que representa con la cotización actual un 2,5% del capital social de la compañía taiwanesa.

La operación sitúa a BenQ como el cuarto fabricante de teléfonos móviles del mundo.

PUBLICIDAD

daikin