La Comisión Europea establece nuevas reglas de ecodiseño para electrodomésticos


3 octubre, 2019

electrodomésticos

03.10.2019 Anteayer, la Comisión Europea hizo público la adopción de nuevas medidas de ecodiseño para electrodomésticos: frigoríficos, lavadoras, lavavajillas y televisores.

La mejora del ecodiseño de los electrodomésticos contribuirá a implementar el principio de «eficiencia energética primero» de la estrategia prioritaria de ahorro energético de la UE.

Por primera vez, las medidas incluyen requisitos de reparabilidad y reciclabilidad, lo que contribuye a los objetivos de la economía circular al mejorar la vida útil, el mantenimiento, la reutilización, la actualización, la reciclabilidad y el manejo de residuos de los electrodomésticos.

Reparabilidad

Para promover la reparabilidad y, por lo tanto, aumentar la vida útil de los electrodomésticos, la CE establece varias medidas de ecodiseño que tienen como objetivo facilitar la reparación de productos asegurando la disponibilidad de recambios.

Así, las piezas de repuesto habrán de estar disponibles en el mercado un mínimo de 7 años tras la compra de aparatos de refrigeración (10 años para las juntas de puertas); y de 10 años para el caso de las lavadoras y las lavadoras-secadoras.

Serán también 10 años para las piezas de repuesto de lavavajillas  (7 años para algunas piezas cuyo acceso puede restringirse a los talleres de reparación profesionales);

Además, durante dichos plazos, el fabricante deberá garantizar la entrega de las piezas de repuesto dentro de 15 días hábiles. Igualmente, las piezas de repuesto se podrán reemplazar con el uso de herramientas comúnmente disponibles.

Para mejorar el mercado de reparaciones, los fabricantes deben garantizar la disponibilidad de información de reparación y mantenimiento profesional para los reparadores profesionales.

Ahorro de agua

Entre las nuevas medidas de la Comisión, figuran algunas destinadas a minimizar el consumo de agua por parte de los electrodomésticos.

Así, las nuevas medidas de ecodiseño para lavadoras, lavadoras-secadoras y lavavajillas establecen un uso máximo de agua por ciclo.

Al mismo tiempo, se requiere un mínimo de eficiencia de lavado y efectividad de enjuague para que la reducción del uso de agua no se logre en detrimento del rendimiento de lavado y enjuague.

Para las lavadoras y secadoras domésticas, la evaluación de impacto de las nuevas medidas estima que se podrán ahorrar 711 millones de m3 / año para 2030. En cuanto a los lavavajillas, el ahorro de agua debería ascender a 16 millones de m3 / año para 2030.

Todo el mundo aplaude las nuevas medidas

Para el vicepresidente de Empleo, Crecimiento, Inversión y Competitividad de la Comisión Europea, Jyrki Katainen, ya sea fomentando la reparabilidad o mejorando el consumo de agua, el ecodiseño inteligente nos hace usar nuestros recursos de manera más eficiente, aportando claros beneficios económicos y ambientales.

De hecho, según Katainen, estas medidas pueden ahorrar a los hogares europeos un promedio de 150 euros al año y contribuir a ahorros de energía equivalentes al consumo anual de energía de Dinamarca para 2030.

Es con pasos concretos como este, -asegura el vicepresidente de la CE- que Europa en su conjunto está adoptando la economía circular en beneficio de los ciudadanos, nuestro medio ambiente y las empresas.

Por su parte, según el comisario europeo de Acción Climática y Energía, Miguel Arias Cañete, junto con etiquetas energéticas más inteligentes, nuestras medidas de ecodiseño pueden ahorrar mucho dinero a los consumidores europeos y ayudar a la UE a reducir sus emisiones de gases de efecto invernadero. El ecodiseño es, por lo tanto, un elemento clave en la lucha contra el cambio climático y una contribución directa al cumplimiento de los objetivos establecidos en el Acuerdo de París. A medida que avanzamos hacia nuestro objetivo a largo plazo de una UE totalmente descarbonizada para 2050, nuestra estrategia de eficiencia energética y ecodiseño será cada vez más importante.

Hablan los consumidores

Las nuevas medidas han sido bienvenidas por la Asociación Europea de Consumidores, BEUC. En este sentido, Monique Goyens, directora general de BEUC, cree que los nuevos requisitos de reparabilidad ayudarán a mejorar la vida útil de los electrodomésticos que actualmente fallan demasiado rápido. Es crucial vincular la tendencia actual de «residuos», que agota los recursos naturales y vacía los bolsillos de los consumidores.

Para Goyens, es una excelente noticia que la salud de los consumidores se vea mejor protegida, gracias a menos bombillas parpadeantes y a la eliminación de los peligrosos retardantes de llama en las pantallas de TV. La UE ha comenzado con cinco productos que la mayoría de los consumidores poseen en sus hogares y alentamos firmemente a los legisladores a que abarquen más categorías de productos.

El sector

Paolo Falcioni, Director General de APPLiA, la asociación europea de electrodomésticos, también se ha pronunciado al respecto: los nuevos y ambiciosos requisitos de ecodiseño para mejorar la eficiencia de los recursos son una herramienta para garantizar que todos los actores cumplan con las mismas reglas y promuevan el concepto de Cultura Circular.

Para Chloé Fayole (Directora de Programa y Estrategia de la ONG ambiental ECOS), el ecodiseño sigue siendo una historia de éxito europea, en términos de ahorro de energía y ahora reparabilidad de productos. Darle a los europeos el derecho de reparar los productos que poseen es de sentido común y, por lo tanto, celebramos las decisiones que ha tomado la UE.

Ahorros importantes

La Comisión estima que estas medidas, junto con las etiquetas energéticas adoptadas el 11 de marzo, generarán 167 TWh de ahorro energético por año en 2030. Esto es equivalente al consumo anual de energía de Dinamarca y corresponde a una reducción de más de 46 millones de toneladas de CO2. Además, según la CE, estas medidas pueden ahorrar a los hogares europeos un promedio de 150 euros por año.

Estos ahorros se suman a los alcanzados gracias a los actuales requisitos de ecodiseño y de las etiquetas energéticas, que supondrán un ahorro de energía anual de alrededor de 150 millones de toneladas equivalentes de petróleo para 2020. Esto es, aproximadamente, el equivalente al consumo anual de energía primaria de Italia. Para los consumidores, esto ya significa un ahorro medio de hasta 285 euros anuales en sus facturas de energía domésticas.

Próximos pasos

Está previsto que los nuevos textos regulatorios se publiquen en el Diario Oficial de la Unión Europea en las próximas semanas y entrarán en vigor 20 días después.

*Para más información: Detalles de las nuevas medidas

*Otras noticias relacionadas:

Grupo SEB garantiza la reparabilidad de sus electrodomésticos durante 10 años

Sonitrón

 

 

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros, para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web. política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies